Todo sobre tasas de interés en créditos hipotecarios

Hablar acerca de las tasas de interés y sobre todo entenderlas no siempre es tan sencillo, ya que se necesita de la asesoría de un experto. como un bróker hipotecario que pueda explicarte paso a paso de que se tratan para que el crédito que elijas sea la mejor opción para ti.

Pero mientras encuentra a la persona que puede ayudarte de forma gratuita, nosotros te explicamos lo esencial para que sepas cómo funcionan.

¿En qué consisten?

Tal como ya lo sabes corresponden al monto extra que te cobran las instituciones por darte el crédito, aunque ¿sabías qué los intereses suelen liquidarse antes de pagar el préstamo? por lo tanto, tendrás que preguntar cómo funciona porque puede depender del plazo y el lugar donde lo vas a solicitar.

¿Qué se toma en cuenta para fijar la tasa de interés?

  1. Tasa de interés fijada.  Corresponde a la estandarización el el valor del financiamiento.  
  2. Costo del dinero. Tienen que ver con la tasa de interés del fondo de ahorro de la instituciòn que te va a prestar.
  3. Costo por operaciones. Suelen estar representados por los costos de operaciones.
  4. Índice de pérdidas esperadas. Engloba los factores de riesgo, como pérdidas por muerte de quien contrata el crédito.
  5. Costo del capital. Es lo que te prestan y el  retorno según a los activos de la institución bancaria o financiera.
  6. Otros. Puede incluir diferentes intereses, dependiendo de la institución financiera.

Si todo lo anterior te sonó complicado, recuerda solicitarle a tu bróker hipotecario que te proporcione los intereses desglosados.

¿Cuáles son las tasas de interés que manejan las instituciones financieras?

1. Tasa de interés anual fija.

Ésta no se modifica con el tiempo, sin importar el plazo, el monto o las variaciones financieras externas. No obstante, en algunas ocasiones suele ser más alta que las demás, pero es recomendable optar por ella para evitar correr riesgos en caso de un incremento abrupto.

2. Tasa de interés variable.

De manera anual el pago se modifica, asì como puede ser mayor, también es posible que disminuya. Todo depende de lo que dictamine el Banco de México y el margen de referencia del sitio del cual solicitaste el crédito. Antes de pedir un préstamo, en este caso te conviene revisar cómo se han ido moviendo los números en los últimos 5 años para sacar una conclusión.

3. Tasa de interés mixta.

Es la fusión de la fija y la variable, de manera que se suele acordar que los primeros pagos tendrán como condicionante la primera y los siguientes la segunda, pero con la ventaja de que te dan la opción de adelantarte a liquidar tu deuda. De todas formas, analiza el riesgo porque puede que los intereses incrementen, en lugar de disminuir.

4. Tasa de interés creciente.

Es ideal para aquellas personas que tienen la certeza de que en el futuro tendrán un mejor empleo, por lo que consiste en que al principio darás una mensualidad baja y luego va a ir incrementándose.

5. Tasa de interés decreciente.

Casi no se maneja en ninguna institución y para que te la otorguen, necesitas tener un historial previo con ellos (como ya haber solicitado una hipoteca antes y destacar en la puntualidad de tus pagos). También aplica cuando ya has realizado 12 aportaciones mensuales sin retrasos, entonces deciden darte esta tasa durante los primeros años.

Recuerda que contar con la ayuda de un bróker hipotecario te sirve para encontrar un crédito a la medida de tus posibilidades y adquirir la casa de tus sueños. En Opción Financiera tenemos más de 20 años de experiencia apoyando a miles de familias mexicana a hacer esto una realidad.