Tips para hacer la mudanza a tu nuevo hogar

Cuando se compra una casa nueva, una de las primeras palabras que se viene a la mente es la siguiente: mudanza. Es por eso, que, además de recibir la ayuda de un bróker hipotecario para un crédito, también debes saber cómo empacar y trasladar tus pertenencias a tu nuevo hogar. Aquí te damos algunas recomendaciones para cambiarte de forma efectiva y sin contratiempos. 

Ten una organización exhaustiva

Trasladar todas tus pertenencias de un lugar a otro, no es tarea fácil. Sin embargo, puedes evitar que se convierta en un episodio de estrés con una buena organización.

Puedes comenzar con una carpeta para la mudanza en la que tengas una especie de inventario de todas tus cosas y tus documentos importantes. En esta carpeta también puedes incluir divisiones entre tus documentos, aparatos, electrodomésticos y colecciones de cualquier índole.

Para tus cosas, una organización basada en colores te puede salvar de entrar en un caos a la hora de acomodarlas en tu nueva vivienda. Asimismo, cuando las estés empacando o sellando, será de mucha ayuda tener un kit con tijeras, cinta adhesiva y marcadores. Este kit te ayudará para marcar las cajas y así puedas identificarlas con facilidad. 

Lo básico para una mudanza

Cuando llegue el momento de comenzar a empacar estos tips seguro te ayudarán:

  • Para los libros: procura ponerlos en las cajas más pequeñas. Al ser artículos pesados, puede desenfundar las cajas más grandes y será difícil su descarga.
  • Para la ropa: no la descuelgues de sus ganchos. Trata de comprar porta trajes que aguanten varios ganchos, o bien, en lugar de éstos, puedes usar bolsas grandes de plástico. Así evitarás arrugar decenas de prendas.
  • Para las tasas, vasos y la vajilla: el plástico burbuja es la salvación en estos casos. Sin embargo, lo que menos queremos hacer en la actualidad es hacer uso de plástico, así que puedes usar trapos, toallas o periódicos para envolver y empacar todo lo frágil.
  • Una maleta con lo esencial: pijama, sandalias, cepillo de dientes, entre otras cosas, es lo primero que vas a querer usar tras hacer una mudanza. Por eso, todo lo indispensable para un primer día ponlo en una maleta o mochila especial.
  • Asegúrate de etiquetar todo: ayúdate con una etiquetadora y de los colores para hacer una buena clasificación de todas tus cosas y las de tu familia.

Los perecederos en una mudanza

Debes revisar bien el refrigerador y la alacena para tirar todo lo caducado. Lo menos que querrás es tener malos olores en tu nueva casa. 

La alacena es el lugar donde se suelen almacenar cosas por años y si algo se llegara a vaciar durante el traslado, puede manchar o dar mal olor a la ropa o dañar otro artículo.

En cuanto a las cosas del refrigerador, trata de consumirlas en la última semana previa a la mudanza y evita comprar alimentos perecederas en esos días.

Tira lo que ya no utilizas

Con esto, no nos referimos a alimentos, sino a cosas que conforme empaques, te darás cuenta de que usarás en tu siguiente vivienda. Puede ser ropa, trastes, revistas, y todas las cosas que estén en posibilidad de ser donadas, regaladas o para la basura.

En otras palabras, hacer una mudanza te ayuda a depurar las cosas que sólo tenías guardadas por cierto apego sentimental pero que no servían y sólo ocupaban espacio. 

No olvides lo más importante

Por ningún motivo mezcles documentos oficiales en las cajas de los libros o de alguna otra clasificación. Las mudanzas son profesionales, sin embargo, cosas como documentos, joyas y cosas de valor sentimental son objetos que debes llevar contigo en tu auto o en el transporte que vayan tú y tu familia. Los errores siempre existirán, así que asegúrate de evitar la pérdida de algo de valor. 

Somos Opción Financiera, el bróker hipotecario con más de 20 años de experiencia en brindar asesoría personalizada y gratuita.