¿Qué te conviene más comprar una casa nueva o usada?

Si estás pensando comprarte una vivienda, seguro que te gustaría saber si es mejor adquirir una propiedad nueva o usada, para esto puedes buscar el apoyo y la asesoría gratuita, así como personalizada de un bróker hipotecario.

Pero independientemente de que decidas comprar, también es imprescindible estar enterado de las 9 reglas legales que debes revisar al comprar una casa.

Por supuesto que para el comprador existen varios factores que influyen en la decisión de adquirir una vivienda propia: precio, accesibilidad, servicios, tipo de inmueble, zona, etc. Sin embargo, la elección entre una casa nueva o usada también presenta diversas ventajas y desventajas para cada caso, las cuales te podrían hacer cambiar de parecer.

De esta manera, es recomendable consultar y apoyarse en la opinión de un bróker hipotecario, que te informe acerca de los años de antigüedad, la valoración de la casa con respecto al uso de la misma y la zona donde se ubica.

Aquí te presentamos algunos de estos aspectos que marcan la diferencia y que debes tener en cuenta al decidir.

1. Precio

Comenzamos con el apartado financiero, ¿cómo influye la elección de la propiedad en tu bolsillo’. En este punto la lógica no falla, una propiedad nueva suele ser más costosa, eso sí, podrías adquirir algún descuento del 15% al 30% si realizas tu compra mientras se encuentra en una fase de preventa.

A pesar de esto una propiedad usada suele tener un valor más bajo, ya que a partir de los 20 años de uso se podría negociar el precio de la misma. Además, de que no tendrías que esperar para la entrega de la casa, a menos que el propietario anterior solicite un plazo para realizar la mudanza.

2. Ubicación

A pesar de que las nuevas construcciones están tomando en cuenta este factor es imprescindible que evalúes por cuenta propia la accesibilidad de las nuevas casas. Vivir muy alejado de la ciudad puede ser un problema, pero una propiedad ubicada cercana a una avenida principal, por ejemplo, también cuenta con desventajas, entre las que destacan el ruido y el tráfico.

Por otra parte, las casas usadas aledañas a zonas céntricas pueden ubicarse en urbanizaciones que ofrecen además de accesibilidad mayor tranquilidad.

De cualquier manera, es importante que escuches la opinión y contrastes las experiencias de los vecinos de la zona antes de decidir al respecto.

3. Estructura

Primero es esencial que solicites una cita para observar las condiciones de la propiedad. Una propiedad nueva te puede ofrecer la tranquilidad de que la estructura se encuentra recién hecha y en buen estado, aunque también hay que checar el tipo de material con el cual fue construida porque hay algunos de mejor calidad, que otros.

A pesar de ello hay que considerar que las viviendas antiguas te ofrecen la seguridad de haber soportado ya el paso de los años, e incluso eventos sísmicos y otros contratiempos. No obstante, puede que vaya a necesitar realizar algunas reparaciones o que te ofrezcan un hogar ya remodelado.

4. Diseño

Aunque sea una cuestión de gusto hay que resaltar el hecho de que muchas propiedades nuevas ofrecen la ventaja de poder realizar cambios en el diseño de las mismas, como: elegir azulejos, pisos, lámparas, entre otras cosas. Las cuales te permiten convertirlo en un espacio más ameno y agradable para ti.  

En una casa usada, si bien es cierto también podrás realizar modificaciones, en un principio te tienes que adaptar al diseño que ya tiene o planificar esto y contar en el presupuesto los gastos de remodelación.

5. Cuidado y mantenimiento

Además de los aspectos mencionados anteriormente en el mantenimiento y cuidado de la estructura, hay que destacar los gastos o cuotas mensuales por mantenimiento que debes agregar a la planificación de tu presupuesto. Los pagos mensuales para cuidar de las áreas comunes en conjuntos privados nuevos suelen ser un poco más elevados que en las propiedades que se encuentran en fraccionamientos más antiguos, ya que estas cuentan con menos servicios que mantener.

6. Aspecto legal

En ambos casos deberás estar atento a todo el marco legal que sustenta la compraventa. Si se trata de una casa nueva, investiga la reputación de la desarrolladora, y revisa que en el contrato se encuentre toda la información detallada de la propiedad, incluyendo los tiempos de entrega.

Por otro lado, si la casa es usada asegúrate que la identidad del vendedor corresponda con el propietario del inmueble, verifica esto ante un notario. Asimismo, cerciórate de que no se encuentre hipotecada.

Si deseas adquirir una vivienda con total seguridad, puedes contactarnos. En Opción Financiera, somos el bróker hipotecario con más de 20 años de experiencia ayudando a las personas como tú a elegir la mejor opción.