¿Cuáles son los tipos de créditos hipotecarios?

En México existen diferentes tipos de créditos hipotecarios, en este artículo los hemos clasificado por su fuente y por su propósito con la finalidad de tener mayor claridad al momento de la toma de decisiones.

Primero. Por su fuente.

Los créditos hipotecarios son otorgados por diferentes entidades financieras. Podemos clasificarlos en los siguientes rubros:

Bancos. Regularmente son los más solicitados debido a que tienen una capacidad extensa de productos y servicios que van más allá de las hipotecas. Además de esto, los bancos pueden gestionar fondos e inversiones, brindando al solicitante diferentes alternativas de uso crediticio.

Instituciones gubernamentales. En México existen instituciones gubernamentales encargadas de ofrecer créditos hipotecarios a trabajadores que cuentan con prestaciones de ley, como Infonavit y FOVISSSTE, y estas recurren a Intermediarios Financieros para hacer llegar recursos a la gente. Estas entidades son las más recurrentes por los empleados.

Uniones de ahorro y crédito. Son sociedades cooperativas que atienden las necesidades financieras de los socios al ofrecer servicios crediticios.

Cada institución financiera cuenta con un conjunto de créditos hipotecarios distintos y buscan satisfacer las necesidades específicas de cada persona.

Ahora bien, aunque no existe una clasificación exacta para contemplar todos los distintos tipos de créditos hipotecarios, se pueden dividir dependiendo sus características, como “por el propósito del crédito”.

Segundo. Por su propósito.

A continuación te compartimos los diferentes tipos de propósitos de créditos hipotecarios en México:

Adquisición: Es el préstamo más común para la compra de una casa o departamento nuevo o usado.

Sustitución: Con este crédito realizamos el traspaso de una entidad a otra, manteniendo el mismo crédito hipotecario pero con condiciones favorables, este crédito puede aplicar también para gastos financiados, liquidez y remodelación.

Crédito Puente: Este crédito está dirigidos a todos aquellos que intervienen en el desarrollo de una vivienda, alguna constructora por ejemplo.

Construcción: Estos créditos están destinados a terminar una vivienda al 100%.

Adquisición de terreno: Este crédito es usado para comprar un terreno en su totalidad y usarlo para construir una obra desde cero.

Remodelación: Estos créditos son utilizados para la remodelación, ampliación o mejoras a la vivienda. Con esta opción es posible aumentar la superficie de una vivienda habitada o bien remodelar oficinas, puntos de venta, tiendas, etc.

Pre-venta: Este crédito tiene una característica especial ya que con él puedes comprar bienes raíces aunque éstas estén en construcción.

No residentes: Un crédito dirigido a los mexicanos que viven en el extranjero y que desean comprar una casa en México.

Terreno mas construcción: Hay créditos que tienen ciertas peculiaridades y éste es uno de ellos, ya que adquiere en totalidad el terreno y además se construye la obra en dicho terreno.

Adquisición más Remodelación: Es el crédito que adquiere una  propiedad nueva o usada y pasa por un proceso de remodelación. Regularmente dicho crédito es usado en la adquisición de una tienda o un inmueble que estará destinado para oficinas.

Liquidez: Un crédito de liquidez consiste en que cualquier persona física que tenga ingresos comprobables puede dejar una propiedad en garantía, regularmente una vivienda, y la fuente del crédito le presta un porcentaje del valor de la misma, entre 50 y 70% del valor actual.

PyME: Más que un crédito se ve como opción de financiamiento para la adquisición de maquinaria y herramientas de trabajo, para la compra de mercancías y materias primas o para capital de trabajo. Los montos son determinados según las necesidades y capacidad de pago del empresario.

Adquisición de consultorio médico: Es un crédito específico, por lo que regularmente tiende a solicitar aspectos parecidos a los de una PyME, como el porcentaje de financiamiento total, el plazo, los estados de cuenta del solicitante o de la empresa y documento legales como el acta constitutiva o la constancia de situación física.

Existen otros tipos de clasificación como por la tasa de interés o tipo de transacción y todos estos rubros te permitirán conocer cuál es el mejor crédito hipotecario de acuerdo a tus necesidades.

Recuerda que cada uno de los tipos de crédito es distinto, por lo que te recomendamos que antes de iniciar el proceso de contratación consideres cuál es la fuente ideal y tengas muy claro el propósito del mismo, ya que podrías ahorrar tiempo y dinero.

Conoce los distintos tipos de Créditos Hipotecarios que podemos ofrecerte en Opción Financiera.