casa y red

El Internet, desde hace ya diez años, ha transformado varios mercados tradicionales y el mercado inmobiliario es uno de ellos. Las plataformas inmobiliarias como Lamudi auguran nuevos tiempos para el comercio de bienes raíces, pues introducen formas más simples, rápidas y eficaces en este tipo de negocios.


En otros sectores, varios tipos de trabajos (agentes de viaje, vendedores de autos y hasta accionistas) se ven un poco amenazados por esta revolución digital, cosa que no sucede con los agentes inmobiliarios. Por el contrario, cada vez más personas, sobre todo jóvenes, buscan una propiedad a través de Internet valiéndose de teléfonos inteligentes o dispositivos electrónicos, lo cual es una tendencia que se verifica notablemente en países emergentes, afirma Lamudi.


Al parecer, las comisiones de los agentes inmobiliarios han permanecido estables de 2002 a 2015. En México, donde existe un énfasis en servicios de anuncios múltiples, un agente puede percibir hasta 10% cuando el valor medio en el mundo es 7.5%, cifras que se han mantenido en los últimos 13 años. En otra economía emergente como Indonesia, este tipo de comisiones se han reducido de 5 a 4%, fenómeno que se verifica también en Filipinas. Estos resultados no son nada malos, si se considera un período de 13 años con cambios tecnológicos muy significativos.


Entonces, ¿por qué estas comisiones se han mantenido estables? Una hipótesis es que la eficiencia del mercado está relacionada con gastos de corretaje. Así, cuando el PIB per cápita se incrementa, la cantidad de ventas por agente también aumenta. Los anuncios inmobiliarios digitales han ayudado a reducir costos tradicionales en relación a marketing y publicidad. También, cualquier agente ahora puede administrar sus carteras a través de aplicaciones para smartphones y anunciar miles de propiedades sin tener que crear una campaña de anuncios en diversos medios impresos. Todo esto explica, pues, el que las comisiones de los agentes se hayan mantenido estables.

 

A pesar de los progresos tecnológicos, la relación de los clientes con los agentes es todavía muy fuerte. Jaime Molet, Director General de Lamudi México, afirma: «Nadie va a comprar un inmueble a través de un robot. Desde que comenzamos, uno de los elementos fundamentales de nuestro negocio es tener agentes fiables.»


Todo indica que, en los aspectos importantes de sus vidas, las personas todavía valoran más aquellos consejos que provienen de una conversación humana. Aunque la tecnología ha logrado dar grandes pasos para mejorar el sector inmobiliario (recientemente la realidad virtual ayudará a que se pueda visitar propiedades desde cualquier parte del mundo), la verdad es que la experiencia y la presencia de un profesional inmobiliario es todavía muy importante.

 

 

Karen Romero (9 de noviembre de 2016). ¿El progreso tecnológico hará desaparecer a los agentes inmobiliarios? Recuperado de: https://centrourbano.com/author/karen-romero/

¿Con qué bancos trabajamos?

ENTIDADES